Link's 1 Link's 2 Link's 3 Link's 4 Link's 5
Link's 1 Link's 2 Link's 3 Link's 4 Link's 5
Link's 1 Link's 2 Link's 3 Link's 4 Link's 5

leyendas de colima


hobie

leyendas de colima

Leyendas de Colima


Colima y su Catedral
 
La Piedra de Juluapan
Una Leyenda de antes de la conquista de la región de Colima

Al noroeste de la ciudad de Colima y a distancia no muy larga, apenas la suficiente para que los montes se vean azules, eleva un cerro largo Juluapan en cuya falda y casi en la mitad del flanco, se levanta una enorme roca que. por la escasa distancia, no se alcanza a colorear bien de azul.
Dicha roca se destaca sobre el fondo índigo de la montaña como una erguida e inmensa catedral. Tan notable es el peñón que es de aquellas cosas que no escapan a la mirada de nadie
"Hay ahí una piedra que existe desde que nació el mundo, y guarda el tesoro de un gran rey..."
Al pie del cerro existe un pueblo de indios, llamado también Juluapan.
Y dicen que la piedra queda exactamente arriba del pueblo, a gran altura, y que para evitar que ruede hacia el villorrio y aplaste a toda la población, los indios la tienen sujeta con cables y aún con cadenas. Que esa precaución data de tiempo inmemorial; y aún dicen que esa amenaza era en señal de castigo por no sé qué graves crímenes cometidos contra los dioses por los moradores, en épocas lejanas. La tradición, al llegar allí, se obscurecía, se borraba, más bien se truncaba, dejando en el alma del oyente el peso de un gran misterio.
"El castigo consiste en que allí han de estar, con la piedra encima, amenazando caer eternamente..."

............................................................................................

La leyenda del Indio Alonso

A pesar de estar casado con Aurelia Aranda, se daba alarde de mujeriego, y era conocido que se robaba a las muchachas que le agradaban. Una de estas fue Ramona Murguía, quien era originaria de Zapotitlán de Vadillo, un poblado en el Sur de Jalisco y estaba comprometida. Vicente Alonso la vio en la calle y decidió raptarla sin más ni más, lo que ella jamás le perdonó. A Ramona él la obligaba a acompañarlo en sus andanzas en los montes, durmiendo a la intemperie o en cuevas.

Nunca se imaginó el Indio que su más cercano asistente caería a la tentación y que él y su propia querida serían quienes acabarían con su vida. Ramona le cortó la cabeza mientras dormía, y en la mitad de la noche ella y el asistente huyeron a través del bosque rumbo a Colima con la cabeza del difunto dentro de un costalillo a cobrar la recompensa y a buscar protección contra los partidarios del bandolero.

La leyenda habla de un tesoro escondido en las cercanías de la gran Piedra de Juluapan y si Ramona sabía del tesoro, nunca dijo nada, y murió muchos años después. Nadie nunca ha hallado el oro del indio alonso, y se ha mezclado en la leyenda con el tesoro de algún legendario rey colimote que tampoco ha sido hallado.

La muerte de Vicente Alonso fue tan popular en Colima, que de él existen varios relatos y leyenda colimenses. A decir verdad, los hechos que se tienen registrados son los siguientes: Una mujer, por él raptada llamada Ramona Murguía, se puso de acuerdo con un asistente suyo para cobrar la recompensa que el gobierno ofrecía, por lo que en la piedra de Juluapan, mientras éste dormía, le decapitan. Su cabeza, ya cercenada del cuerpo, fue expuesta al público fuera de Palacio de Gobierno del estado de Colima, siendo gobernador del estado el General Juan José Ríos, en 1917.

............................................................................................

Donde fuego y mar se hacen cómplices

Dice la leyenda que los volcanes fueron el regalo de los dioses al Señor de Coliman y que su territorio era conocido como el “Lugar donde dominaba el dios del fuego”. Aquel espacio de naturaleza radical hoy es el pequeño gran estado mexicano de Colima, que no olvida la bravura de su señor en la defensa de su pueblo. “Más fuerte que la historia, tu leyenda es a la vez destino y privilegio”, puede leerse en la estatua de roca levantada en su honor, pero también en la mirada de los colimenses, los mejores anfitriones que el visitante puede tener.

............................................................................................

El Volcán de Colima

En el tiempo de la Conquista es que el Rey Colimán, sus doncellas y sus guerreros vivían en las cercanías de este volcán. Cuando se dieron cuenta que los españoles se acercaban el Rey, él se subió al volcán junto con sus doncellas y sus guerreros dejando a un guerrero en el pueblo, al llegar los españoles se dieron cuenta del engaño y los siguieron hasta el volcán, entonces el Rey Colimán, sus doncellas y los guerreros se lanzaron al cráter. Se cuenta que desde entonces el volcán Nevado de Colima hace erupción cada vez que maltratan a sus habitantes.

............................................................................................

La Laguna del Jabalí

Cuenta la leyenda, que en un pueblecito cercano a Comala, hace muchos años sucedió algo muy raro, en una laguna, la más bonita y bella de la región. Una tarde, la más hermosa de ese tiempo empezó a hacer mucho viento, tanto que, el agua de la laguna empezó a desbordarse y de enmedio del lago surgieron unas burbujas y sorpresivamente apareció un animal enorme, su piel brillaba con la luz del sol, sus ojos reflejaban ternura, parecía asustado, ni él mismo sabía a donde había llegado. La gente del pueblo empezó a darse cuenta de que había un animal muy extraño en ese lugar, por lo que le temían pero con el tiempo notaron que estaba triste, no sabía su nombre. Como la gente se encariñó con el por ser un animalito tierno y sin causarle daño a nadie decidieron quitarle su tristeza y ponerle un nombre: Jabalí. Y así, transcurrió su vida normalmente hasta que un día desapareció, como había llegado. Cuenta la leyenda que desde entonces, si te asomas a la laguna, verás reflejada la carita de nuestro amigo, es por eso que a la laguna se le puso su nombre.

............................................................................................

Laguna de Alcuzahue

Laguna de Alcuzahue tiene dos kilómetros de largo y en tiempos de la Conquista existía en sus orillas un pueblo de indios que sobrevivió hasta bien entrado el siglo XVII. En la cima del Peñol que penetra en la laguna por su ribera oriente, conocido como El Mirador, así como en el Islote o Isla del Diablo, aún pueden verse restos de construcciones prehispánicas, y en los alrededores abundan las tumbas de tiro.
http://www.ucol.mx/docencia/facultades/comercioc/Tour%20tecoman/Img/Galeria/Laguna%20Alcuzahue.jpg  http://www.radiolevy.com/sitio/noticias/1058/prin.jpg
Está situada al pie del cerro de San Gabriel, esta es una zona abundante en grutas, por lo que en los alrededores de su ribera norte existen varias pozas, que no son sino cavernas cuyo techo se ha derrumbado y que permanecen inundadas por estar conectadas con la laguna. Las pozas miden pocos metros de diámetro, pero la mayoría son de gran profundidad. Quizá lo que más ha contribuido a su fama es la leyenda sobre el pueblo encantado que yace bajo sus aguas, recogida por Gregorio Torres Quintero en su libro intitulado ”Cuentos Colimotes”.

Según la historia, una noche un galán raptó a su amada por acuerdo entre ambos y huían de su familia y la venganza llevándola en ancas de su caballo. Iban perseguidos por el padre de la joven y una cuadrilla de rancheros que lo acompañaban. Sintiendo que los alcanzaban, el enamorado invocó al genio del valle y le ofreció su alma a cambio de que los ocultara. El genio aceptó el trato y los ocultó n un pueblo al fondo de una cañada, enviando además una feroz tormenta que detuvo a los perseguidores. Llovió tanto aquella noche que al amanecer se había formado una laguna –Alcuzahue- y el pueblo quedó bajo sus aguas atrapado para siempre. Hay quienes aseguran que en las tardes de domingo, si se escucha con atención, es posible oír el llamado de las campanas de la iglesia del pueblo desaparecido y sumergido en las profundas y oscuras aguas de la Laguna de Alcuzahue.
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=